Estrategia de Éxito Para Video Márketing

Para ser estratégico, primero debemos comprender la relación entre objetivos, estrategia y tácticas. Aquí algunas definiciones:

OBJETIVOS: Su objetivo es lo primero, le da forma a lo que quieres lograr, al destino que espera o al cambio que que desea conseguir.

ESTRATEGIA: Debajo de tu objetivo está tu estrategia. Es el mapa amplio que, al seguirlo, aumenta sus posibilidades de alcanzar su objetivo.

TÁCTICAS: Debajo de tu estrategia están tus tácticas. Estos son los muchos pasos que necesita ejecutar para cumplir con la estrategia que lo ayudará a alcanzar su objetivo.

Su objetivo y estrategia tienden a no cambiar mucho, pero sus tácticas están abiertas a pruebas y experimentación. Descarta lo que no funciona y acepta lo que da resultados.

Pensar de esta manera significa que las tácticas que ejecuta están directamente vinculadas a su objetivo, a través de su estrategia, lo que significa que es mucho más probable que obtenga los resultados que busca.

Piense en su estrategia como una guía que describe los principios importantes y las direcciones que deben seguir sus tácticas si quiere tener éxito en relación con su objetivo.

Por eso es imprescindible una buena estrategia. Es una especie de prueba de fuego: sus tácticas deben ser coherentes con los principios y la dirección que establece su estrategia. Si la táctica no encaja en la estrategia, no es lo más apropiado.

Su estrategia es como su norte o su camino a seguir, y vale la pena dedicarle tiempo y esfuerzo para que pueda desarrollar una que respalde sus objetivos comerciales y de marketing.

Es por ello que…. ¿Vas a hacer un video sin estrategia? ¡No lo hagas!

Así como Facebook no es una estrategia, el video marketing tampoco es una estrategia. El video marketing es una rama del marketing y, para aprovecharlo al máximo, debe aplicarle el pensamiento estratégico ya que si no lo hace, el contenido de su video no tendrá dirección ni enfoque y, por lo tanto, no tendrá impacto.

Incluso si una empresa tiene un objetivo bien informado, si se embarcan en el marketing de video sin una estrategia, ¿Cómo sabrán qué tipo de videos hacer? ¿Cómo sabrán cuál debe ser el mensaje central o cuáles son las plataformas óptimas para utilizar? Pues no podrán saberlo.

Métricas

Para saber si nuestra estrategia está teniendo el éxito esperado, debemos analizar métricas, como la tasa de participación, la tasa de reproducción, el tiempo de visualización promedio y las conversiones.

Sin una estrategia, no sabrá qué medir ni qué resultados esperar. Pero si adopta la mentalidad y la disciplina para desarrollar adecuadamente una estrategia para su video marketing, inmediatamente aumenta sus posibilidades de éxito y obtendrá todo tipo de claridad en torno a métricas de rendimiento útiles.

Estrategia mal implementada

Con frecuencia, la palabra “Estrategia” se usa incorrectamente, incluso por grandes marcas y personas influyentes. Esta confusión hace que las empresas se esfuercen por alcanzar sus objetivos sin una estrategia real, por lo que sus resultados no serán tan buenos como podrían ser.

En el video marketing, el resultado de una estrategia mal implementada se muestra en forma de contenido que tiene muy poca dirección y propósito coherentes. La dirección y el propósito le dan poder a tu trabajo, que es exactamente lo que necesitas si quieres tener un impacto positivo.

Construyendo su estrategia de video marketing

Como hemos visto en la relación con los objetivos, la estrategia y las tácticas, crear la estrategia es la parte intermedia, lo primero es establecer un objetivo. ¿Qué quieres lograr? Es importante dedicar un tiempo a pensar en esto y a asegurarse de que su objetivo sea algo que realmente lo entusiasme y sea significativo para su negocio.

También necesita saber quién es su audiencia, para quién creará contenido de video. Esto significa ir más allá de la demografía estándar e invertir tiempo y energía en analizar y comprender la psicografía y las visiones del mundo.

Cada uno de nosotros tiene distintas visiones del mundo en muchas áreas de nuestras vidas, desde la educación, nosotros mismos, negocios, nuestras relaciones, etc. Conocer la perspectiva de su audiencia en relación con el área que atiende su producto o servicio será una gran ventaja.

Si comprende las actitudes profundamente arraigadas que tiene su audiencia, entonces puede crear contenido que se vincule directamente con ellas. De esta manera ganas su atención porque lo que dices realmente significa algo para ellos. Esta es la base para crear relaciones significativas con su audiencia.

Para lograrlo, la palabra clave es “Empatía”. La empatía siempre ha estado en el corazón del marketing de buena calidad y el video marketing no es la excepción. Esta base es importante porque cualquiera que sea la naturaleza de nuestro negocio, independientemente de si vendemos servicios profesionales o zapatillas para correr, lo estamos vendiendo a humanos.

Podemos hablar con la gente directamente, realizar entrevistas más amplias o hacer ejercicios de escritura para entrar en la mente de aquellos a quienes buscamos servir.

Si está buscando desarrollar su estrategia, hará bien en considerar lo que debe ser cierto para alcanzar su objetivo. En efecto, realice ingeniería inversa de su objetivo a su estrategia.

Si un aumento en las ventas es su objetivo, por ejemplo, ¿qué debe ser cierto para que esto suceda? Tener la atención y la confianza de tu audiencia parece fundamental porque sin ellos no puedes hacer ventas.

Una vez que la estrategia está bien desarrollada recién podemos pasar a las tácticas, es decir a pensar sobre los tipos de videos que quiero hacer, estilos que se pueden utilizar y el medio por el cual transmitirlo.

Una estrategia completamente desarrollada es más que simplemente “ganar atención y confianza”, pero en eso se resume el enfoque que debemos mantener mientras desarrollamos y aplicamos nuestras tácticas.

Desarrollar una estrategia implica profundizar en lo que quieres lograr con tu negocio y en lo que piensa tu audiencia. Profundiza en lo que debe ser verdad si quieres alcanzar tu objetivo.

Tómate un tiempo para pensar en todo esto y desarrollar tu propia estrategia. Será un tiempo bien invertido. Además, son pocas las empresas que realmente tienen una estrategia real y eso te dará una ventaja competitiva. Su estrategia ayudará a orientar estas decisiones y obtendrá resultados significativos para su negocio.