Empezando con Video Márketing

En líneas generales podemos decir que el Vídeo Márketing o simplemente Videomárketing se refiere al uso del video para generar conciencia, generar compromiso e impulsar las ventas. Es una parte importante del marketing digital, ya que se usa como parte de la estrategia en los medios electrónicos de forma masivo y en especial a un público segmentado correctamente .donde se obtienen los mejores resultados.

El video marketing está ahora tan extendido que es una habilidad imprescindible para todos los especialistas en marketing digital. En estos últimos años se ha aplicado con gran éxito como estrategia sobre todo en el márketing de contenidos, que nos permite entender lo que necesitan los usuarios para entregarles contenidos y en este caso a través de material audiovisual.

En ese sentido, el video cobra especial relevancia como pieza clave dentro de su estrategia de contenidos que generen valor el el público al que está orientado su mensaje.

Si aún no has empezado con el video marketing, no te preocupes, nunca es tarde para abordarlo. En cierto sentido, realmente no tienes elección. Las tendencias actuales muestran que el video marketing se está convirtiendo rápidamente en pieza fundamental del marketing online y es esencial para cualquier empresa que quiera dejar huella.

Aquí les guiaremos en los primeros pasos del proceso, desde la elección de los objetivos hasta la creación de su video, su distribución y el seguimiento del éxito.

Primer Paso: Objetivos y Metas

El primer paso de tu primera campaña de video, es decidir sus objetivos y metas, de la misma forma en que lo harías en toda campaña de márketing. Para ayudarte a conseguirlo, simplemente debes responderte estas dos preguntas: ¿Por qué estás haciendo tu campaña y cómo medirás el éxito?

Ahora que sabe lo que quiere lograr con sus videos, es hora de pensar en quién es su público objetivo y, a su vez, en qué plataformas los encontrará.

Con esta información podrá construir una estrategia efectiva.

Segundo Paso: Ubicarlo en el embudo

Por si nunca has escuchado del término “embudo de ventas” te diré en forma simple que es la secuencia de pasos para captar a tus prospectos y convertirlos en clientes. Existen varios esquemas muy conocidos como por ejemplo el AIDA. Para este ejemplo utilizaremos algo más sencillo, un embudo de 3 niveles.

Entonces debemos ubicar nuestro video en la parte del embudo que le corresponde. Pueden ser varios videos y debemos determinar la parte del embudo que le corresponde a cada uno.

Parte superior del embudo: Dar a conocer mi mensaje. Aumentar mi audiencia.

¿Quiere presentar su marca a más personas y comenzar una relación de marketing a largo plazo con sus clientes?

Este objetivo a menudo se conoce como “conciencia”. Esto es particularmente bueno si tiene un valor alto por venta o contrato. Los videos de concientización también pueden ser útiles para aumentar su audiencia.

La idea de estos videos no es vender, sino ir calentando el público hasta que llegue el momento y estén listos para comprar. Los objetivos deben estar relacionados con el descubrimiento de su marca. Cosas como las vistas totales, las vistas de 3 a 7 segundos y la duración promedio de las vistas son grandes marcadores de éxito.

Mitad del embudo: Profundizar tu relación con los clientes potenciales

¿Quieres generar interés? Si tus clientes potenciales ya han oído hablar de tu marca, entonces es momento para profundizar tu relación con ellos. Este estilo de video se conoce como contenido de “consideración”. Vale la pena hacerlo si se encuentra en un mercado acalorado y desea desarrollar una relación que no se base en precios de descuento.

El contenido de consideración normalmente se basa en su área de especialización y te ayudará a demostrar que eres un experto en su campo. El contenido de consideración puede ser particularmente útil para aumentar su número de suscriptores en YouTube y sus seguidores en redes sociales.

Al hacer videos de consideración, la métrica más importante es la tasa de clics, seguida de la duración de la vista. La tasa de clics le muestra cuántas personas participaron lo suficiente como para dar el salto de su video a su sitio web u otro contenido. Como métrica secundaria, la duración de la vista ayuda a validar el nivel de participación de sus espectadores.

Parte inferior del embudo: Conversión

¿Quieres vender un producto o un servicio ahora mismo? Entonces su objetivo es “conversión”. Este es el extremo puntiagudo del embudo de marketing y es cuando la construcción de relaciones puede dar sus frutos.

Para sus videos de conversión, la métrica más importante son las ventas, obviamente. La otra métrica importante a tener en cuenta es la tasa de clics. Si las personas hacen clic y no compran, es posible que haya una desconexión entre su marketing y su producto real.

Tercer Paso: Seguimiento

Es importante siempre diseñar sus objetivos primero y luego realizar un seguimiento de su éxito a medida que avanza. Un enfoque basado en datos como este lo ayudará a iterar rápidamente y duplicar lo que funciona, y alejarse de lo que no funciona.

Mantener el interés de los clientes requiere un trabajo permanente de modo que pueda entregar contenido periódicamente y de esa manera el público se mantenga “caliente” para cuando llegue el momento de ofrecerles valor a través de una oferta irresistible estén listos para comprar.